29 Sep 2013

Remate anual de cabañas “de buena clase” en Pergamino

0 Comment

El tradicional remate anual de las seis cabañas asociadas bajo el nombre “De buena clase” (“El Desafío”, “Talismán Viejo”, “Cabañas La Esperanza”, “La Marca”, “La Puna” y “La Laguna”) se desarrolló una vez más en las instalaciones de la Sociedad Rural de Pergamino el pasado 28 de septiembre.

La jornada de ventas de este año, octava desde que se puso en práctica esta metodología, se llevó a cabo bajo el emblema “Con más fuerza que nunca”, ya que a pesar de la seca y de la situación coyuntural los organizadores redoblaron la apuesta y ofrecieron a sus clientes sus mejores ejemplares, altamente seleccionados a fin de ayudar a mejorar los rodeos.

“Los toros que los productores pudieron observar en los corrales son de muy buena calidad en las dos razas preponderantes de la zona (noroeste de Buenos Aires y sur de Santa Fe) como Aberdeen Angus y Polled Hereford, ya que ocupan alrededor del 95 por ciento del rodeo”, expresó Alejandro Calderón, uno de los organizadores del remate y propietario de la cabaña “El Desafío”.

Durante esta oportunidad se subastaron 80 toros, 50 Aberdeen Angus y 30 Polled Hereford aptos por prueba de libido y monta; como así también 250 vientres Aberdeen Angus y Polled Hereford, vaquillonas preñadas y para servicio.

El evento anual cuenta con una fiel clientela del noroeste bonaerense y sur de Santa Fe. En esta edición del remate hubo más de 200 productores que llegaron a la subasta con el objetivo de encontrar ejemplares de calidad, para llevarlos a sus campos y continuar con su producción de ganado.

Buen momento para cambiar reproductores

Pese a la difícil situación de la ganadería en Argentina el cabañero sostuvo que “es un muy buen momento para renovar toros en los campos, porque hoy el animal de conserva se está pagando en el mercado poco mas de tres pesos el kilo, por lo que si se vende un animal de 800-900 kilos se está obteniendo 2.600-2.700 pesos de carne solamente”.

En la actualidad, según datos aportados por el sector, un buen reproductor bien vendido en la zona ronda los 4.000 a 4.500 pesos, “una brecha muy chica entre lo que significa vender un toro en desuso a un reproductor que dará servicio durante cinco o seis año sin ningún tipo de problemas y con una genética nueva”, explicó Calderón.

Lo mismo opinó el cabañero de Pergamino en cuanto a las hembras y manifestó que “como durante el año que pasó hubo muy bajos niveles de prenéz, hace falta reponer vaca preñada”.

En ese sentido, José Abel Polo, productor de la zona de Guerrico en el partido de Pergamino que trabaja con ejemplares Aberdeen Angus colorados y todos los años “se da una vuelta” por el remate, señaló que recorriendo los corrales observó “muy buenos toros y vaquillonas preñadas”.

Condiciones de venta y precios

Una vez más la firma consignataria fue Sáenz Valiente Bullrich y Compañía. Respecto a las condiciones de venta, se ofrecieron dos opciones: 90 días o pago en seis cuotas, dejando los valores el día del remate. En el caso de las hembras el plazo será de 60 días libres y por pago contado hubo un descuento del 2%. También se contó con el auspicio de Galicia Rural, tarjeta que ofreció una línea de financiación y varios premios otorgados por diferentes empresas a los mayores compradores.

Los resultados de las ventas fueron los siguientes: Por toros Aberdeen Angus se pagó un precio máximo de $ 5.000 por dos toros de El Desafío a Guardapampa S.A, mientras que el precio promedio fue de $ 3.842 y el mínimo de $ 3.200. Por toros Polled Hereford se pagó un precio máximo de $ 4.600 por un toro de La Marca, mientras que el precio promedio fue de $ 3.418 y el mínimo de $ 3.000. En hembras puras controladas preñez garantida el precio máximo fue de $ 1.970 de El Desafío a Liera y el promedio de $ 1.793. En hembras puras controladas para servicio el precio máximo fue de $ 1.290 y el promedio de $ 1.263. Por último en hembras generales para servicio el precio máximo fue de $ 1.260 y el promedio de $ 1.017.

[top]